¡Atrévete a probarlo!

Lo que el aceite de omega 3 puede hacer por tu piel.

1

Reparación

Los aceites de Omega 3 sanan la piel de adentro hacia afuera. La reparación de las membranas celulares dañadas ayudan a que la piel sea más resistente a las amenazas internas y externas. El aceite de Omega 3 aplicado directamente sobre la piel hace revivir las células y las ayuda a mantener su grado de hidratación previniendo de esta forma el envejecimiento cutáneo.

2

Antiinflamatorio

El aceite de Omega 3 tiene propiedades antiinflamatorias que reducen el enrojecimiento y la hinchazón lo que limita la irritación, aspectos muy positivos para la piel más clara. Los ácidos grasos esenciales estimulan el proceso químico natural del cuerpo para controlar la inflamación.

3

Piel revitalizada

Los ácidos grasos son humectantes naturales que revitalizan la piel seca. El aceite de pescado es rico en grasas poliinsaturadas, ayudando a restaurar las grasas perdidas en la piel, erradicando así la resequedad.

4

Sentirte bien

El estrés es un factor importante para evitar el cansancio y envejecimiento prematuro de la piel. En investigaciones se ha encontrado que el aceite de Omega 3 tiene propiedades antidepresivas. Reducir el estrés y sentirte bien emocionalmente juega un papel importante para tener una piel más sana.

Temas de tu interés